Reventándole el culo virgen de alba

loading video
0 views
|

Para ser sincero, nunca pensé que este día llegaría. Por mucho tiempo, fue el día más soñado de mi vida, ya que podía reventarle el ano a alba. Cuando estábamos más jóvenes, yo siempre la veía y me daban ganas de penetrarla al máximo, pero ella nunca se dejaba. De hecho, lo único que dejaba que yo hiciera delante de ella era masturbarme. Un día, su novio me llama por teléfono y me invita a su casa. Posteriormente, me dice que su novia quiere que le rompa el ano porque yo la tengo bien grande. Yo, impactado, acepto y termino penetrando lo que yo más anhelaba en este mundo. ¡Los milagros si existen!