Me follo a mi cuñada hasta llenarla de leche caliente

0 views
|

Un día, mi esposa me dice que dejará a su hermana en casa mientras que ella va al trabajo porque la quiere cuidar un par de días. Yo, sin tener problemas, la dejo que se quede. Pero, a lo que salgo de mi cuarto, estaba masturbándose en el sofá. Ahí es cuando la enfrento y la corro de mi casa. Lo que yo no tenía en cuenta es que después de eso, se me iba a insinuar tanto. La muy puta termina ofreciéndome su coño a cambio de que no le dijera nada a su hermana y termino penetrándola intensamente hasta tirar mi lefa en su boca y en sus tetas naturales.