Gordita española se folla al técnico cuando su marido no esta

0 views
|

Mis padres siempre me han ayudado en cada necesidad que he tenido y hoy, sin pedírsela y sin ellos saberla, me enviaron una ayuda para calmar mis ganas de sexo duro e intenso. Lo que me enviaron fue un hombre alto que venía a instalar el ordenador que habían comprado mis padres, pero al llegar, le digo que me enseñe su polla o no lo dejaré salir. Él, sin más remedio, me la enseña, yo me la meto a la boca y luego me lo follo. Al final, termina corriéndose dentro de mí y los dos saciados por completo.