Follandome al ginecólogo mientras mi esposo me espera afuera

0 views
|

Yo siempre iba al ginecólogo con mi esposo y él pasaba a las consultas conmigo. Pero, un día, él decidió quedarse afuera del consultorio para tomarse un café y despejar la mente. Ahora bien, él nunca pensó que algo tan guarro iba a suceder. Mientras que él estaba tomándose un café y fumando un cigarro, yo me follaba al doctor. Todo empezó cuando él me empezó a tocar el coño y a meterme sus ricos dedos. Yo me calenté tanto que le mame la polla y me dejé penetrar. ¿Le debería contar a mi esposo o sigo entrando sola al consultorio?