Fallándome a la puta viciosa de mi vecina en el sofá de mi casa

0 views
|

Un lunes por la tarde, después de ir a trabajar, me acuesto totalmente desnudo en el sofá a descansar. Y, cuando me despierto, me encuentro con mi vecina guarra sentándose encima de mi polla. Yo siempre había querido follarla pero nunca había podido. Pero, como su marido se fue al trabajo, ella aprovecho para follarme. Al meterse la polla en su chocho peludo, comienza a cabalgar como una verdadera perra y luego me la follo en otras posiciones hasta llevarla al orgasmo. ¿Quedará más satisfecha conmigo que con su esposo?