El mejor pastel de cumpleaños son las tetas enormes de mi madrastra

loading video
0 views
|

Cuando me levante esta mañana, pensé que mi cumpleaños sería totalmente aburrido. Pero, realmente quedé asombrado cuando mi madrastra me dio el regalo de cumpleaños. Ella no tenía dinero y, lo primero que hizo fue prepararme un rico desayuno y, mientras me lo estaba comiendo, fue a la cocina a buscar espuma. Posteriormente, se echó en las tetas enormes y me pidió que se las comiera como si fuera un pastel. En ese momento, yo me pongo tan caliente que decido hacerlo pero nunca pensé que pasaría a mayores. Al final, acabamos follando y yo terminé con el mejor cumpleaños de la historia.